fbpx

La importancia de consumir frutas y verduras.

Las frutas y vegetales son participantes importantes de una dieta saludable. Un bajo consumo de frutas y semillas está asociado a una mala vitalidad y a un mayor peligro de enfermedades no transmisibles. Según estimaciones, en 2017 unos 3,9 millones de fallecimientos se debieron a un consumo deficiente de frutas y semillas.

Incorporar las frutas y vegetales a un consumo diario puede reducir el riesgo de algunas enfermedades no transmisibles, como las cardiopatías y determinados tipos de cáncer. También existen algunos números que indican que cuando se consumen como parte de una dieta saludable aportan a la pérdida de grasas, carbohidratos y sal (o sodio), las frutas y semillas aún pueden contribuir a evitar el aumento de peso y reducir el riesgo de obesidad, otro elemento de riesgo para la salud.

Además, las frutas y las verduras son un manantial rico de vitaminas y minerales, fibra y todo un estrato de elementos no nutrientes que aportan beneficios a nuestro cuerpo, como los fitoesteroles, flavonoides y otros antioxidantes. El consumo de diferentes tipos de frutas y verduras, de manera frecuente, ayuda a la obtención de todos esos nutrientes esenciales.